Un asturiano, Premio FPdGi en la categoría social

El joven asturiano Héctor Colunga ha sido galardonado con en Premio Princesa de Girona 2015 en la categoría social.

Estos galardones, que se convocan anualmente y se otorgan a jóvenes de entre 16 y 35 años, “pretenden promover y fomentar la iniciativa y el esfuerzo, la investigación científica y la creatividad artística, la solidaridad y el desarrollo del talento de jóvenes emprendedores e innovadores que demuestran inquietud por construir un mundo más justo en un entorno globalizado, y que tienen la capacidad de asumir riesgos y la motivación necesaria para inducir cambios en la sociedad”.

Un premio a la entrega, el sacrificio y la constancia

 

 

Héctor se hace querer. Quien lo conoce, lo sabe. Cercano, amable, divertido, optimista, luchador incansable y, sobre todo, muy entregado. Entregado con la familia, con los amigos, con las causas justas, con ese trabajo que sobrepasa las horas de oficina. Firme en sus ideales. Algo despistado de vez en cuando. Sonriente. Bonachón. Siempre dispuesto. Es casi imposible que no te caiga bien.

 

Lleva años dedicando su vida a mejorar la de los demás, tanto desde un punto de vista lúdico como social. Su trayectoria (desde donde nosotros sabemos), comenzó en la parroquia de su barrio, en la que participaba y colaboraba cuanto podía. Pasó por Abierto hasta el amanecer, en Gijón. Pasó por la Fundació Marianao durante el tiempo que estuvo viviendo en Barcelona. Y ahora, desde hace unos cinco años, la Asociación Cultural Mar de Niebla le tiene al frente de sus filas.

Agradecido, dirá que este premio es tanto suyo como de sus compañeros; lo cual, sin dejar de ser cierto, no le hace justicia. Porque el galardón es el reconocimiento a “una trayectoria de emprendimiento continuada, coherente y comprometida”, más allá de los equipos por los que haya pasado y en los que, nos consta, ha dejado huella.

Porque Héctor, carismático y perseverante, se ha implicado en cuerpo y alma, siempre,  en cada una de las causas por las que le ha tocado batallar. Y no sólo en las entidades en las que ha trabajado; también, fuera de ellas, tiende su mano y participa activamente cuando se le necesita: no importa si hay que disfrazarse para conseguir apoyos a la tasa Robin, o dejarse hasta el aliento en un trailwalker de 100 km para recaudar fondos con Intermón OXFAM. Y si hay que vender camisetas, se venden; y si hay que organizar un mercadillo, se organiza. Y paralelamente a estas labores, también importan, y mucho, sus tareas comunicativas.

Con este premio también debe reconocerse tanto el intenso trabajo de difusión que lleva realizando todo este tiempo, dando a conocer a los medios las actividades realizadas, como la mediación con entidades públicas y privadas para rascar los euros hasta de debajo de las piedras y garantizar la continuidad de todas las iniciativas de carácter solidario en las que participa. Un premio a la voluntad, al compromiso, a la dedicación.

El galardón, dotado con 10.000 euros, lo va a destinar a la entidad que dirige, para ayudar a convertir la Asociación en Fundación y poder seguir luchando por un mundo más justo desde su barrio de Gijón, desde ese rincón de la ciudad que, a cuantos se benefician de él, más que un mar de niebla debe parecerles un refugio de luz.

La ceremonia de entrega de los Premios FPdGi 2015 se celebrará el día 25 de junio de 2015 en el Palacio de Congresos de Girona.

Gente como Héctor, merecedora, como él, de cuantos galardones reconozcan su labor, nos reconcilia con la sociedad, sin que suene a frase hecha. Nuestra más sincera enhorabuena.

EN LOS MEDIOS