Solidarios y sinfónicos: entrevista con Celtas Cortos

Este viernes 12 de febrero, los vallisoletanos Celtas Cortos actuarán en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, junto con la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias. El concierto solidario se grabará en un DVD cuyos beneficios irán destinados al orfanato Orchid Garden en Katmandú (Nepal).

Y por ese motivo, Aszine se reunió con Goyo Yeves, saxofonista de Celtas Cortos y uno de los miembros fundadores, en una super entrevista de 20 minutos que disfrutamos junto a una infusión de Rooibos y un Nestea, y que esperamos vosotros también disfrutéis.

.

 

Por Julio César Torices. Fotos de la entrevista: María del Álamo

Aszine: ¿Conserváis alguna copia de vuestro disco cero Así Es Como Suena, que grabásteis junto a otros grupos como Yedra y Ágora?

Goyo: Sí, por supuesto. Una. Yo por lo menos sí, pero seguro que hay gente del grupo que no tiene. Ese disco fue una cosa muy excepcional, se fabricaron 500 y creo que lo distribuía la junta de Castilla y León. Siempre me he propuesto guardarme uno de cada, si tengo varios para regalar, el último siempre me lo quedo.

A: ¿Tenéis algún trabajo anterior?

G: No, ese es el disco cero, en el que hacemos tres temas instrumentales. Hay alguna maqueta anterior, pero como grabación, esa. Fuimos a los estudios de Radio Nacional en Madrid, y esa fue nuestra primera experiencia.

A: Normalmente, un grupo graba un disco y hace la gira correspondiente, y así hasta el nuevo disco. Vosotros, además, tenéis conciertos solidarios, actuaciones con bandas municipales, etc. ¿Os sentís más cómodos con este tipo de conciertos o con las actuaciones en grandes escenarios?

G: Este formato sinfónico es algo absolutamente nuevo, llevamos un año y medio con esto, y fue a raíz de que hay cuatro temas en nuestro nuevo disco, Contratiempos, que arreglamos con banda porque conocíamos en Valladolid al director de la banda sinfónica del conservatorio. Se nos ocurrió la idea, lo grabamos y escuchándolos nos dimos que tenía una textura diferente que nos mola y proyectamos hacer algún concierto en directo. Llevamos algo más de veinte conciertos realizados el año pasado, y este año seguiremos haciendo temas con las bandas, y nos resulta emocionante escuchar a tanta gente haciendo arreglos de nuestros temas.

No sé si estamos más a gusto, nosotros estamos a gusto encima del escenario, somos músicos y sentimos la música en directo. También tenemos un formato acústico que estamos trabajando desde los últimos dos años en bares y sitios más pequeños que nos proponen, y estamos encantados igualmente. Desarrollamos un repertorio un poco más amplio y cañero que con la orquesta, y está muy bien.

A: ¿Cómo surgió la iniciativa de hacer este DVD con el objetivo solidario?

G: Este año es el 30º aniversario, cumplimos 30 años desde que Celtas Cortos funciona como marca, aunque ya estábamos enredando desde dos años antes. El nombre de Celtas Cortos data de 1986. No teníamos previsto hacer ninguna celebración especial, pero surgió esto de la OSPA y nos dijimos que lo podíamos grabar, ya que va a ser un concierto bastante excepcional, porque con orquesta sinfónica solo hemos hecho otro en Valladolid, el resto han sido bandas casi todo con instrumentos de viento, una orquesta tiene muchos más instrumentos de cuerda, violines, violas, violonchelos, es otro concepto.

Una vez decidimos que lo íbamos a grabar, queríamos ponerle una guinda para celebrar el 30 aniversario. Surgió la idea de hacer el DVD, no solo audio, sino también vídeo; ya desde el jueves hay siete personas encargadas de la producción. Ahora mismo no tenemos discográfica, lo hacemos todo nosotros y lo gestionamos como nos da la gana. Se nos ha ocurrido esto porque queríamos darle un carácter solidario a lo poco que se pueda vender ya un disco o u dvd, sabemos que actualmente eso es algo poco significativo, pero lo hacemos igual. Tenemos una persona, que es hermana de Eduardo, el manager, que lleva años trabajando en este orfanato de Nepal, y como tenemos el contacto tan directo y sabemos que lo poco o lo mucho que se pueda recaudar va a ir directamente destinado ahí, es lo que más nos atrae para hacer esto. Ya sabes que los temas solidarios siempre te generan dudas, por qué canales se va y qué se queda por el camino. En este caso tenemos la absoluta certeza porque es una persona directa. Y lo hemos unido todo, celebración, concierto sinfónico, acción solidaria, para darle un poco más de bombo.

 

A: Al leer vuestra biografía descubrí que al principio tuvisteis ciertas dificultades para entrar en el mercado y casi os disolvéis como banda. ¿Qué fue lo que hizo que una multinacional como DRO se interesase por vuestro trabajo, dónde creéis que radica el éxito de Celtas Cortos?

G: Sin duda, el proceso del principio fue lento. Nosotros éramos un grupo instrumental que empezamos en el instituto donde estudiábamos, éramos un colectivo de música, hacíamos audiciones en el instituto, ahí nos juntamos con otras personas y actuábamos en bares de Valladolid, luego ya poco a poco en algunas plazas, etc. En ese momento llegó la grabación del disco cero, gracias a un concurso que ganamos. Y ahí nos planteamos grabar una serie de maquetas para enviar a las discográficas, porque no conocíamos a nadie.

Cogimos la guía de música y miramos a ver qué discográficas había en España. Mandamos las cintas de cassette con la maqueta, y una nos llamó. Yo pienso que la fórmula musical ya era original, porque a pesar de que era música instrumental, que no es comercial, la mezcla de folk y rock con una instrumentación peculiar les llamó la atención y nos llamaron directamente para grabar un disco instrumental con nosotros y algunos otros grupos de aquí. Nosotros flipábamos porque éramos unos críos, empezamos con 17 años, y fue todo como «Hala, vamos a Madrid a grabar un disco».

Ya en el siguiente disco fue cuando incluimos algún tema cantado, que empezaron a sonar en Radio Fórmula. Ahí fue quizá el salto gordo, cuando de repente nuestra música ya se oía por toda España. Al meter esa base rock con instrumentos como flautas, violines y gaitas, sonábamos en 40 Principales y la gente «ostras, cómo mola». Eso es lo que fue haciendo que la gente nos identificara. Pienso que por casualidad, que no es que buscáramos hacer esa fórmula, juntamos nuestros instrumentos, y era un momento en que la música estaba muy en auge.

A: ¿De qué hablan vuestras canciones? ¿Cuál es el mensaje de Celtas Cortos al mundo?

G: Hay muchos mensajes, no te puedes quedar solo con uno, pero sí es verdad que en el momento que nos planteamos poner texto a nuestra música, pensamos que queríamos decir ciertas cosas, mostrar cierta ideología, no que fueran todo cosas banales, que también las hay, y por supuesto de amor y desamor, que nunca puede faltar.

Pero muchas veces la gente piensa que somos muy críticos o que buscamos siempre la solidaridad o la actualidad en ciertos temas, pero realmente tenemos más temáticas. Queremos decir lo que sentimos como personas que vivimos en este mundo, y por tanto nos preocupan cuestiones políticas, medioambientales, situaciones de pobreza, etc. En este último disco también hay mucha carga social y reivindicativa.

A: Tenéis un concierto en Francia la semana que viene. ¿Cómo se recibe a Celtas Cortos fuera de nuestro país?

G: Francia es, sin duda, nuestro segundo mercado. Siempre lo ha sido. Empezamos a ir desde 1995 y hemos hecho muchos conciertos por allí, más de 200. Ya no vamos tanto, porque las cosas han caído bastante con el tema de la crisis. Hay un circuito de salas importante que trabaja con subvenciones y ha caído mucho. Nos está costando ir a Francia, pero vamos todos los años y allí hay zonas donde nos conocen más, sobre todo en el sur del país y en Bretaña. Por allí nos llaman «les petites bretons». Casi todos nuestros discos están editados allí.

A: Contadnos algo del concierto del viernes. ¿Qué tal están saliendo los ensayos?

G: Llevamos un día ensayando y a mí se me pone el vello de punta escuchando a la sinfónica tocar nuestros temas. Esto va a ser algo espectacular porque lo estamos preparando con tiempo. El que hicimos con la orquesta de Castilla y León se preparó con muy poquito tiempo, y aquí notamos que la gente está más implicadas, sobre todo Óliver, el director. Él trabajó como músico hace muchos años, y ha tocado versiones nuestras. El tío conoce bien nuestra música, está muy implicado y quiere sacar el máximo partido a la orquesta. Es una maravilla, y espero que la grabación capte todo lo que se va a vivir allí, porque va a ser algo único. Vamos a tocar temas de siempre, «Retales de una Vida», «20 de Abril», «Tranquilo, Majete», hasta temas del último disco, algún tema instrumental, un repaso por todo lo que hemos hecho hasta ahora.

A: Uno de vuestros discos se titula Nos Vemos en los Bares. A pesar de que sois Celtas Cortos y de la ley anti-tabaco, ¿os dejan actuar en los bares?

G: El tema del tabaco es curioso. Sabéis que Celtas Cortos era un tipo de tabaco, pero hay mucha gente que no lo sabe. No sé si tú te acuerdas, pero la marca era Celtas, y ponía «Celtas, tabaco sin filtro», y la gente lo llamaba popularmente Celtas Cortos. Y me acuerdo de que Tabacalera nos puso una demanda por el nombre, que se quedó en nada, porque la marca es Celtas. «Celtas Cortos» como marca no existía, la gente lo llamaba así. Y sí, hemos tocado en bares y empezamos tocando por las cañas. Y ahora hemos recuperado el formato acústico para bares.

El año pasado actuamos en una cadena de bares irlandeses que hay en Madrid, Andalucía y varios sitios. El tema del acústico está ahí, para bodas, bautizos y comuniones. No tanto, pero este es un formato muy cercano. La gente disfruta mucho del acústico porque Jesús hace presentaciones más íntimas. Hemos actuado con aforos de 200 personas y la gente ha respondido muy bien.

 

Como despedida, en este vídeo podéis ver la invitación que Cifu, vocalista del grupo, realizó con ocasión del evento del viernes:

ENCUÉNTRALOS

Web: www.celtascortos.com

Facebook: Celtas Cortos Oficial

Twitter: @celtascortos

Youtube: Celtas Cortos