Si el éxito fuera justo: Belo

BeloPanyCirco

Les conocimos en el año 2007: llegaron arrollando, Pisando lo fregao. Aquel verano actuaron como teloneros de Melendi y de Marea, y su trabajo fue candidato a los Grammy Latinos en la categoría “Mejor álbum vocal rock”, en competición con artistas como Iván Ferreiro, Fito Páez, Ariel Rot y Rosendo. Al año siguiente, fueron nominados a los premios AMAS como grupo revelación asturiano. En 2010 sale al mercado su segundo trabajo, Aire, viento y dinamita, que ganó un AMAS al mejor letrista en la edición del 2011. En 2012, después de haber estado presentando aquel trabajo por todo el país, aparecía el tercero, Diario de un espantapájaros. El más reciente de todos, Pan y circo, vio la luz el pasado mes de noviembre (2014) gracias al crowdfunding, al mecenazgo de sus fieles seguidores.

 

Belo no es “como Melendi” o “como Jere”, por mucho que se le compare odiosamente, aunque sí, como ellos, lleva el carisma por bandera. Belo y los Susodichos tienen una impronta personal y definida. Lo suyo es el rock de autor, ritmos intensos con letras peleonas y provocadoras que nos dejan pegadizas canciones costumbristas, historias del barrio y de la calle, de amor y desamor entre bucaneros y princesas.

Se les ha podido ver de gira sobre todo por bares y pequeñas salas, en las que el cantante ha podido sentir la cercanía y el calor de un público entregado a su música. Y sin menospreciar esas actuaciones que a nosotros tanto nos gustan, que nos permiten vivir tan de cerca a los artistas, alguien con su carisma y su empatía con el público debería estar llenando estadios de fútbol a ambos lados del Atlántico.

Belo en el Pub Ambigú (Oviedo)
Belo en el Pub Ambigú (Oviedo)

Ahora están inmersos en la presentación de su último trabajo, Pan y Circo, un nuevo repertorio de poesía macarra de alta calidad, de versos incisivos que muerden con música la realidad. Pan y circo incluye 11 temas en los que han colaborado Kutxi Romero de Marea, Martín Romero de Bocanada, Juan Manuel Cifuentes “Iratxo”, Pablo y Pepo de Desakato, Aaron del Valle y Carlos Bueso.

Además del LP, se incluye el documental Los lunes al rock, un agradecido homenaje a todos los fans que han colaborado en el proyecto de financiación, en el que se puede conocer un poco más a los miembros del grupo en todo su desparpajo, sin complejos ni vergüenza.

Pan y Circo nos parece un excelente trabajo tanto musical como artístico. Además de madurez musical y la consolidación de un estilo, Belo demuestra saber rodearse de un buen equipo: el diseño, la fotografía, el packaging… todo redunda en un gran trabajo de Estudios Dynamita y El Garaje Producciones.

Esperamos para Belo mucho éxito con su nuevo trabajo, muchos más años de buena música. Y frente a él, siempre, ese público fiel y agradecido que le aplaude, le jalea y le apoya, coreando sus canciones como si de himnos se tratara.