La bande sobre el «crowdfunding»

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({
google_ad_client: “ca-pub-7025506744208808”,
enable_page_level_ads: true
});

Con la excusa de nuestro artículo sobre el crowdfunding, nos hemos reunido con dos de los componentes de La Bande (Xaime y Cristóbal), que nos han dado su opinión sobre este método de financiación basándose en su experiencia personal: gracias a una de estas campañas han conseguido grabar su primer LP, La llamada del hombre ciervo.

¿Es un recurso fundamental para artistas emergentes? ¿Influye en el éxito del proyecto la elección de plataforma? Veamos qué nos cuentan sobre su experiencia con el crowdfunding.

.

Imagen que utilizó La Bande en su campaña de promoción
Imagen que utilizó La Bande en su campaña de promoción

Aszine: El objetivo fundamental de una campaña crowdfunding es conseguir dinero para lanzar un proyecto concreto. En vuestro caso, grabar un disco. Pero por lo que me habéis contado, fue un poco lo comido por lo servido, la tirada fue cortita, para cubrir las recompensas y vender unos pocos ejemplares. ¿No os merecía la pena haber pedido un poquito más y haber hecho una tirada un poco más amplia?

Xaime: Nuestro objetivo era simplemente grabar un disco, grabar las copias que se pudieran y sacarlo pa’lante. Las cosas salieron quizá mejor de lo esperado. Si pretendíamos sacar una tirada pequeña, vender los ejemplares y con esas ventas hacer una nueva tirada, lo superamos, porque se vendieron todos.

Antes de plantear el proyecto, ¿estudiasteis en qué plataforma lanzarlo? ¿Qué diferencias encontrasteis entre unas y otras o por qué elegisteis precisamente My Major Company?

Xaime: En principio queríamos que fuera una plataforma con base en España, tanto por un tema legal como de contacto, consejo, cercanía… Estuvimos tanteando Vermaki, pero My Major Company me dio mejor sensación en cuanto a la imagen, la publicidad y cómo funciona.

¿Quizá My Major Company esté más enfocada a proyectos musicales?

Xaime: Sí. Además quien lleva la plataforma española, Maxime Dodinet, tiene también un sello discográfico, una agencia de promo… así que está muy metido en el mundo de la música.

¿Creéis entonces que la elección de plataforma condiciona o influye en la consecución del proyecto?

Cristóbal: No es sólo la plataforma, influye sobre todo la promoción que le puedas dar, a cuánta gente puedas llegar… Aunque sí que la imagen de la plataforma puede influir; si la presentación del proyecto es buena, puede resultar que alguien que está dudoso se decida.

Xaime: Desde luego el sistema de pago, el sistema de recogida de datos, la simplicidad del proceso… todo lo que refleja la seriedad de la plataforma es importante.

Y en cuanto a esa otra parte de la que habláis, la de la promoción del proyecto ¿cómo lo organizasteis?

Estuvimos leyendo bastantes textos de community manager, e intentamos hacer una base de fans bastante fiel e implicada con el proyecto, para que respondieran a él. Grabamos un video para la presentación del proyecto, luego fuimos subiendo alguno más…

¿Qué consejos le daríais a alguien que quisiera lanzar un proyecto de crowdfunding? Con respecto al presupuesto, por ejemplo, ¿dónde habría que poner el listón? ¿Un poco por arriba, un poco por abajo…?

Cristónal: Nosotros alcanzamos el objetivo, pero justitos.

Xaime:  Yo creo que hay que plantear objetivos realistas. Me da la impresión de que si pones un objetivo muy bajo la gente se anima menos. No creo que haya que pedir de más, pero tampoco de menos. En todo caso pedir un poquitín más de lo estrictamente necesario para forzarlo… pero no demasiado.

Cristóla: Y la promoción, desde luego, imprescindible. Yo personalmente le di mucho la lata a la familia… pero con eso no basta, hay que mover las redes sociales, los amigos…

Xaime: Bueno, no significa realmente «dar la lata», es más bien crearse una base sólida de fans. Y siempre hay gente que te sorprende, antiguos conocidos e incluso desconocidos que invierten en ti.

Aszine: ¿Véis el crowdfunding como un recurso fundamental hoy en día para artistas emergentes?

Xaime: El crowdfunding lleva existiendo siglos, de una manera u otra. En el siglo XVIII, por ejemplo, Torres Villarroel –en este punto Jaime saca el estudiante de literatura que lleva dentro– publicó sus obras completas con un método similar. La gran diferencia son las herramientas con las que podemos trabajar ahora: Internet es una gran ventaja.

Cristóbal: Lo bueno de una campaña de crowdfunding en Internet es que te permite llegar casi a cualquier parte, con lo cual es un recurso, no sé si fundamental, pero sí importantísimo, pues puedes encontrar apoyo en cualquier punto del mundo, al que de otro modo quizá no tendrías acceso. Aunque también pasa lo contrario, que la gente se mueve para apoyar lo más cercano, lo que siente como propio.

Aszine: ¿Creéis que las campañas duran lo suficiente?

Xaime: La nuestra duró bastante. Creo que fue lo máximo permitido, tres meses. Puede que sea más interesante una campaña intensiva y no extensiva… no sé, la verdad. No sé si hay análisis sobre eso… lo cierto es que a nosotros nos fue muy bien, qué vamos a decir.

Aszine: Pero cuanto más duran las campañas, más tiempo hay para promocionarla al margen de Internet, con conciertos en directo y presentaciones…

Cristóbal: Nuestra campaña fue larga. Y desde luego no fue un error, porque nos salió bien. Tal vez dependa un poco del proyecto.

Aszine: Preparar un proyecto de este modo, gracias a la financiación colectiva, os obliga a implicaros en todo el proceso de producción, de edición, empaquetamiento, distribución.. ¿es duro?

Xaime: Sí, desde el principio, pero es el signo de los tiempos, el do it yourself. Es otro sistema de mercado, pero es interesante.

Cristóbal: Es muy laborioso, pero también satisfactorio.

Aszine: Vuestra experiencia con el crowdfunding, en resúmen, ¿cómo ha sido?

Xaime: Positiva, claro.
Cristónal: Desde luego, muy positiva.