John Paperback: entrevista «entre polvo y raíles»

 

Por Julio César Torices (texto y fotos)

Uno de los grandes artistas de blues asturianos, John Paperback, presentó en el Café Lord Byron de Avilés, junto a su formación actual, su nuevo disco, Dust & Rails, y fue tan amable de concedernos la siguiente entrevista.

Aszine: ¿Por qué John?
John Paperback: Cuando buscas un nombre artístico te fijas en la gente que más te llama la atención, y John viene, por supuesto, del gran John Lennon. Siempre fui un fanático de los Beatles.

A: ¿Y por qué Paperback?
J.P.: Paperback viene de cuando separamos el grupo The Paperbacks, y el nombre venía de la canción de los Beatles, «Paperback Writer».

A: ¿Cuál fue tu primer contacto con el blues y el jazz?
J.P.: Mi primer contacto fue a través de mi padre, como suele pasar muchas veces. Cuando yo era muy joven mi padre tocaba en un grupo que se llamaba Recuerdos, que tuvo mucho tirón en Asturias. Hacían gospel, espirituales y yo lo escuchaba en casa. Luego empecé a explorar un poco el blues y a partir de ahí me di cuenta de que ese era el tipo de música que me gustaba.

A: Hablas mucho de ir a Louisiana.
J.P.: Sí, es uno de mis viajes pendientes. Tengo miedo de ir, porque quizá no vuelva.

A: ¿Has hecho algún viaje expresamente por temas musicales?
J.P.: Hice uno recientemente a Edimburgo. Aparte de disfrutar la ciudad, sabía que tenía una cultura musical importante, sobre todo de pubs, y quería contrastarlo con la que tenemos aquí. Es un viaje que me ha marcado bastante y estoy contento de haberlo hecho. Espero hacer muchos más.

A: Tu nuevo disco se llama Dust & Rails, «polvo y raíles». ¿Va de trenes o de vías abandonadas?
J.P.: El título va un poco marcado por el americanismo de la conquista del oeste, es una alegoría del movimiento constante de los americanos. Es una referencia a la cultura americana que impregna todo el disco.

A: ¿Y a dónde conducen tus raíles?
J.P.: Pues no sé dónde me van a llevar. Sé que me han traído a este proyecto, porque estaba deseando saber hasta dónde podía llegar con mis propias limitaciones. Ahora mismo estoy trabajando en el siguiente disco, el material está fluyendo bastante bien, estoy en un buen momento compositivo, y tengo que aprovechar este momento y sacarle todo lo que pueda. Como se suele decir, cuando llegue la musa, que te pille trabajando, y yo trabajo mucho para que siempre me pille haciéndolo.

A: ¿Alguna canción de tu trayectoria está basada en una historia real?
J.P.: Muchas de ellas están basadas en historias reales, aunque sea de forma lateral. Muchas están marcadas por alguna experiencia personal.

A: ¿Eres más de conciertos íntimos o de grandes escenarios?
J.P.: Supongo que hay tiempos para todo. Durante mucho tiempo hice escenarios grandes con grupo grande y lo disfruté mucho, pero cuando se estaba agotando esa etapa empecé a ver que me apetecía mucho volver al formato acústico con poca gente o de forma individual, con la que he rodado mucho. Ahora estoy en una etapa intermedia en la que estoy disfrutando el acústico, pero también intento hacer crecer un poco el formato. De una forma diferente, pero quiero hacerlo más grande.

 

 

A: ¿Has tenido contacto con algún músico de auténticas raíces americanas?
J.P.: Uno de los conciertos que recuerdo con más cariño es el de John Mayall, que lo disfruté como un enano, y me gusta acercarme a ellos. Uno de los que aún no he tenido el placer de conocer es el gran Michael Lee Wolf, y me gustaría. Recientemente toqué con un grupazo de aquí que se llama Queen Bitch, con una clara marca americana. Quisieron que les acompañara al piano, y para mí fue una muy buena oportunidad de compartir esa pasión que tenemos.

A: ¿Te plantearías como meta tocar en algún festival de Jazz como los de Vitoria o Donosti?
J.P.: No me lo plantearía como una meta, sino como un regalo, si viniera, pero a estas alturas del recorrido yo tengo pocas metas a nivel musical. Mis metas son disfrutar y sacar adelante toda esa inquietud que tengo en mis discos. Si se venden, bien, si no se venden, no me importa demasiado, lo que quiero es dejar un legado propio. Si los vendo más que nada es para poder grabar los siguientes. Pero me interesa poder mirar un día hacia atrás y decir «esos diez o veinte discos los grabé yo, es una vida de trabajo y dedicación, y estoy muy contento de haberlo hecho».

A: ¿Prefieres versionear o adaptar temas ya conocidos o crear tus propios temas?
J.P.: Siempre soy partidario del material propio, me apasiona, pero el oasis de las versiones es muy cómodo, porque te permite disfrutar de la música que siempre te ha gustado, y siempre es muy bien recibido por el público. Pero cada equis tiempo me gusta trabajar con mi propio material, porque cuando eres músico, el cuerpo te lo pide.

A: ¿Te ha costado mucho reclutar al grupo con el que tocas ahora?
J.P.: Podría decir que me ha costado diez años, porque es el tiempo que llevo trabajando con el batería, con el guitarrista llevo algo menos y las últimas incorporaciones que son el bajista y las chicas son de hace unos meses, pero me gusta por dónde se está moviendo el producto, y como loco que estoy por la música de Ray Charles, ver que puedo moverme por su campo, es una oportunidad que no puedo despreciar.

 

A: Dentro del blues ¿buscas tu propio estilo o crees que ya no hay nada que inventar?
J.P.: Reconozco que soy conservador y que hay poco que inventar, pero creo que tampoco hace falta inventarlo, sino hacerlo a tu nivel personal. Puedes tocar la misma canción de siempre, hay clásicos que cada artista los interpreta de una forma diferente. Cuando compones un tema de raíces jazz, gospel o country, te mueves siempre en los mismos patrones. Tienes que agarrarte a lo que ya existe, pero darle tu propio giro, hacer de ello tu marca inconfundible que la gente pueda reconocer. Hay artistas como Jamie Cullum que hacen música claramente identificada, que los giros son conocidos, pero todo el mundo dice «vale, ese es Jamie Cullum», lo identifican enseguida. Cuando Ray Charles grabó sus primeros temas se le acusó de ser un tío que imitaba perfectamente a todos pero que no tenía un estilo personal, hasta que demostró que podía crear su propio estilo.

A: ¿Te gustaría que existiera una lista tipo Louis Armstrong, Miles Davis, Ray Charles, John Paperback…?
J.P.: Eso es una barbaridad. Yo me conformo con que alguien de la zona diga «Me acuerdo de aquel tío». Con eso me basta. Tampoco quiero ser una referencia, si quiero dejar legado no es por una cuestión de ego personal, simplemente es que tengo que dejar esa marca, no me importa si luego la gente la reconoce o no, es poder decir «aquí está mi música, la he sacado toda afuera y ahí está».

 

Como remate a la entrevista, aquí os dejamos uno de los temas que interpretó en el Lord Byron. Disfrutadlo:

ENCUÉNTRALO

Facebook: John Paperback Official Site

Youtube: John Paperback