Clásicos propios y temazos ajenos en formato íntimo: gira «Desarmados» de MClan

 

Por María del Álamo

El pasado jueves, 28 de abril, llegaba a Oviedo la gira Desarmados de los murcianos MClan.

Tras más de 20 años juntos, Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez giran por toda España en un formato intimo, donde aparecen ellos dos sobre el escenario, con la simple ayuda de la voz, la guitarra y, en alguna parte del set, percusión.

Pese a ser un formato totalmente distinto a lo que nos tienen acostumbrados, el público estaba receptivo en todo momento y ellos, en lo más alto durante las casi dos horas que dura el show.

Para esta ocasión eligen los mayores éxitos de su carrera como lo son «Carolina», «Quédate a dormir», «Miedo» o «Llamando a la tierra», rescatando también un par de canciones de su primera época, «Miro atrás» y «Canción sin retorno», o clásicos de aquel mítico Sin enchufe como «Los periódicos de mañana» y «Souvenirs».

 

Durante el concierto también hubo un momento para las canciones de otros. Ellos siempre se han considerado grandes admiradores de Springsteen, sobretodo Ricardo, así que no podían dejar de hacer una versión acústica del clásico «Hungry heart». Aunque no solo fue el Boss el que tuvo su minuto de gloria, quisieron hacer un pequeño homenaje al recientemente fallecido Prince interpretando «Kiss» con Tarque sentado sobre el cajón flamenco y Ruipérez a las seis cuerdas.

Con un lleno hasta la bandera, hicieron las delicias de más de uno con ese formato, que pese a ser acústico, este formato mantiene la energía de las giras eléctricas.

Después de dos décadas, Carlos y Ricardo han creado un tándem perfecto, con el que siguen pisando fuerte y, gracias a ello, se puede decir que son una de las bandas de rock más solidas del país (si no la más…).